Trabajos espirituales

Elemento Agua según Eliphas Levi

Viene de trabajos espirituales 2

Trabajos espirituales: 3.- Elemento Agua según Eliphas Levi

Se exorciza el agua por imposición de las manos por el aliento y por la palabra poniendo la sal consagrada con un poco de las cenizas que queden en el braserillo de los perfumes. El hisopo se hace con ramas de verbena, de hierva doncella de salvia, de menta, de valeriana, de fresno y de albahaca, unidos por un hilo sagrado de la rueca de una virgen, con un mago hecho de otra rama de nogal que no haya producido aún frutos y sobre el cual grabaréis con el punzón mágico los caracteres de siete espíritus.

Bendeciréis…y consagraréis separadamente la sal y la ceniza de los perfumes diciendo:

Sobre la Sal:
In isto sale Sit sapientia, et ab omni corruptione servet mentes nostros et corpora nostra, per Hochmael et in virtute Ruach-Hochmael, recedant ab isto fantasmata hylæ ut sit sal coelesti, sal terræ et terris salis, ut nutrietur bos triturans et-addat spei nostræ cornua aun volantis.
Amén.

Traducción: “En esta sal de la sabiduría, que puede guardar nuestras mentes y nuestros cuerpos de toda corrupción,  por el Hochmael en el poder del Ruach-Hochmael, y sigan su camino los fantasmas  de esto que puede ser la sal de la Hyla del cielo, la sal de la tierra y la tierra de Sal, que nutres al buey que te tritura, añado la esperanza de nuestros cuernos de oro que vuelan muy lejos.

Amén

Sobre la ceniza

Revertatur cinis ad fontem aquarum viventium, et fiat terra frutificans, et germinet arborem vitæ per tria nomina, quæ sunt Netsah, Hod et Jesod, in principio et in fine, per Alpha et Omega qui sunt in Spirite Azom. Amén.

Traducción: “Que se vuelva a la fuente de las aguas las cenizas de los vivos, y dejar que la tierra sea frutificans y germinar un árbol de la vida por los tres nombres, las cosas que son Netsah, Jesod Hod y el, en principio, al final, el Alfa y la Omega, el principio por aquellos que están en el Azom Espíritu.”

Amén

Al mezclar el agua, la sal y la ceniza

– In sale sapientiæ æternæ, et in aqua regenerationis, et incinere germinante terrant novam, omnia fiant per Eliom, Gabriel, Raphael et Uriel, in soecula et eonas. Amén.

Traducción:

En la Sal Sabiduría eterna, en el agua de la regeneración, en las cenizas germina la tierra nueva, todas las cosas son hechas por Eliom, Gabriel, Raphael y Urial, por los siglos de los siglos

Amén

Exorcismo del agua
Fiat firmamentum in medio aquarum et separet aquas ab aquis, quæ superius sicut quæ inferius, et quæ inferius sicut quæ superius, ad perpetranda miracula rei unius. Sol ejus pater est, luna mater et ventú~ hanc gestavit in utero suo, ascendit a terra ad coelum et rursus a coelo in terran descendit. Esorciso te, creatura aquæ, ut sis mihi speculum Dei vivi in operibus ejus, et fons vitæ, et abllutio peccatorum.Amén.

Traducción:  “Que haya un firmamento en medio de las aguas y que las  aguas se separen de las aguas, lo que esta arriba es como lo que esta abajo y lo de abajo como lo que esta arriba… (lo que aquí se ata es atado en el cielo y lo que en el cielo se ata es atado en la tierra) para realizar los milagros de una sola cosa.

El sol es el Padre de Esto, La luna la madre que lo gesta en su útero, el viento lo traslada de la tierra al cielo y leugo lo hace descender nuevamente a la tierra!…, Te exorciso, oh criatura de agua, para que seas para mí un espejo de la vida de Dios en las obras del mismo, en la fuente de la vida, y la absolución de los pecados.

Amén

Rey terrible del mar, vos que tenéis las llaves de las cataratas del cielo y que encerráis las aguas subterráneas en las cavernas de la tierra; rey del diluvio y de las lluvias de primavera, vos que abrís los manantiales de los ríos y de las fuentes; vos que mandáis a la humedad, que es como la sangre de la tierra, convertirse en savia de las plantas, ¡os adoramos y os invocamos! A nosotros, vuestras miserables y móviles criaturas, habladnos en las grandes
conmociones del mar y temblaremos ante vos; habladnos también en el murmullo de las aguas límpidas, y desearemos vuestro amor; ¡Oh inmensidad a la cual van a perderse todos los ríos del ser, que renacen siempre en vos! ¡Oh océano de perfecciones infinitas! ¡Altura desde la cual os miráis en la profundidad, profundidad que exhaláis en la altura, conducidnos a la verdadera vida por la inteligencia y por el amor! ¡ Conducidnos a la inmortalidad por el sacrificio, a fin de que nos encontremos dignos de ofreceros algún día el agua, la sangre y las lágrimas, por la remisión de los errores.  Amén.

ir a trabajos espirituales 4

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*