Novenas y Oraciones / Trabajos espirituales

Trabajo para prosperidad con la Divina Providencia

cinnamon-stick-514243_640
Vas a encender un velón amarillo a la divina providencia untado con aceite de mandarina, canela y azúcar o azúcar pulverizada, miel de abejas o melado de papelón (un poco nada más).
Le vas a pedir con tus propias palabras que te ayude a tener apertura, negocios favorables, a mejorar las ventas de acuerdo a como sea tu caso… luego haces las letanías

LETANÍAS A LA DIVINA PROVIDENCIA
-Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, ten piedad de nosotros
-Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, óyenos
-Cristo, escúchanos

-Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, ten piedad de nosotros
-Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, óyenos
-Cristo, escúchanos

Dios, Padre celestial,
Senos propicio
-Dios, Hijo Redentor del mundo,
Senos propicio
-Dios, Espíritu Santo,
Senos propicio
-Trinidad Santa, Un solo Dios,
Senos propicio
-Dios, en quien vivimos, nos movemos y somos,
Senos propicio
-Tú, que creaste el cielo, la tierra y el mar,
Senos propicio
-Tú, que creaste las cosas según su medida, número y peso,
Senos propicio
-Tú, que equilibraste los cielos con tu mano y señalaste sus límites al mar,
Senos propicio
-Tú, que lo diriges todo según el designio de tu voluntad,
Senos propicio
-Tú, Dios omnipotente y sapientísimo, 
Senos propicio
-Tú, que abres tu mano y colmas de bendiciones a todos los vivientes,
Senos propicio
-Tú, que haces salir el sol sobre los justos y pecadores,
Senos propicio
-Tú, que alimentas las aves del cielo y vistes los lirios del campo,
Senos propicio
-Tú, Dios lleno de bondad y de misericordia,
Senos propicio
-Tú, que diriges todo al bien de los que te aman,
Senos propicio
-Tú, que envías la tribulación para probarnos y perfeccionarnos,
Senos propicio
-Tú, que sanas a los heridos y levantas a los abatidos del corazón,
Senos propicio
-Tú, que premias con alegría eterna la paciencia cristiana,
Senos propicio
-Padre de bondad y Dios de todo consuelo,
Senos propicio
Ten piedad de nosotros.
Senos propicio
Perdónanos, Jesús.
-Senos propicio
Escúchanos, Jesús.
-De todo mal,
Líbranos, Jesús.
-De todo pecado,
Líbranos, Jesús.
-De tu ira,
Líbranos, Jesús.
-De la peste, el hambre y la guerra,
Líbranos, Jesús.
-Del rayo y de la tempestad,
Líbranos, Jesús.
-Del granizo, de la lluvia y de la sequía destructores,
Líbranos, Jesús.
-De la pérdida de las cosechas y de la carestía,
Líbranos, Jesús.
-De toda desconfianza en tu divina Providencia,
Líbranos, Jesús.
-De la murmuración y quejas contra tus santas disposiciones,
Líbranos, Jesús.
-Del desánimo y la impaciencia,
Líbranos, Jesús.
-De la excesiva preocupación de las cosas temporales,
Líbranos, Jesús.
-Del abuso de tus gracias y beneficios,
Líbranos, Jesús.
-De la insensibilidad para con el prójimo,
Líbranos, Jesús.
-En el día del juicio,
Líbranos, Jesús.
-Nosotros, pecadores, 
Te rogamos, óyenos
-Que siempre confiemos en tu divina Providencia,
Te rogamos, óyenos
-Que no seamos arrogantes en la buena fortuna, ni desalentados en la calamidad,
Te rogamos, óyenos
-Que nos sometamos filialmente a todas tus disposiciones,
Te rogamos, óyenos
-Que alabemos tu Nombre cuando quieras darnos algo o cuando quieras quitárnoslo,
Te rogamos, óyenos
-Que nos des lo necesario para la conservación de nuestra vida,
Te rogamos, óyenos
-Que te dignes bendecir nuestros esfuerzos y trabajos,
Te rogamos, óyenos
-Que te dignes darnos fortaleza y paciencia en todas las adversidades,
Te rogamos, óyenos
-Que te dignes conducirnos por la tribulación a la enmienda,
Te rogamos, óyenos
-Que te dignes concedernos la alegría eterna por los padecimientos temporales,
Te rogamos, óyenos
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Perdónanos, Jesús.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Óyenos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Ten misericordia de nosotros Jesús.
 
Oración. Omnipotente y sempiterno Dios que nos has concedido a tus siervos el don de conocer la gloria de la eterna Trinidad en la confesión de la verdadera fe, y la de adorar la unidad en el poder de tu majestad; te rogamos que por la firmeza de esta misma fe, nos libres siempre de todas las adversidades. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*